jueves, mayo 15, 2008

VENGANZA y JUSTICIA

Hace un año el prime - time de la televisión, mas precisamente Telefe Contenidos, se sumergía en la temática de la venganza a través de la tira Montecristo. Inspirada en el clásico de Alejandro Dumas y tomando algunos tópicos de la telenovela, la historia ahondo en los hechos y la vida de santiago Diaz Herrera (Pablo Echarri) que es traicionado por su mejor amigo y en el confinamiento, que otros creían muerte, trama una oscura venganza.

Además y no menos importante, la impunidad que propiciona la traición estaba encuadrada en la corrupción y la apropiación de menores que devino de los oscuros días de El Proceso de Reorganización Nacional, que dejo un saldo espantoso de treinta mil desaparecidos y más de quinientos chicos desprovistos de su verdadera identidad.

Montecristo instalo la dinámica de venganza que generó en el público una adrenalina previa a las situaciones de conflicto en donde se enfrentaban las fuerzas de poder de la tira.

La venganza, como satisfacción elemental de agravios o daños es un intenso elemento tanto en la realidad como en la ficción. En Montecristo fue funcional a la historia personal del personaje central y, al cabo de muchos episodios, la búsqueda continua de saciarla planteaba bordes delicados entre la cordura y la locura que lo asemejaban peligrosamente a quienes lo perjudicaron. Cuando la justicia logro encauzar sus ansias de venganza, sus enemigos torcieron la trama y volvieron a poner en marcha el desenlace irreconciliable.

Nuevamente en horario central Telefe arremete con Vidas Robadas, una historia de fuerte contenido policial y social: la trata de personas. Una historia compleja, llena de casualidades que ponen en contacto a los personajes que intentan “hacer justicia” en varios frentes, que no sospechan en un principio, son el mismo.

En menos de un año la venganza dio paso a la búsqueda de justicia, aun a sabiendas de que esta no esta libre de hechos de corrupción. Las realidades suelen empujar contenidos fricciónales que reflejan compulsas generales.

La inseguridad, la repetición de esquemas de poder, la invisible pelea entre los medios y la hegemonía dan la sensación de un bache de dialogo y entendimiento entre el gobierno y los mas apremiantes problemas sociales abren un camino fértil para los contenidos televisivos tendientes a ahondar en la investigación.

No estaría demás pensar que la justicia es una procesada y cívica forma de canalizar la venganza pero a la vez el duelo permanente del reclamo desatendido puede fundar la amarga imagen de valerse de primitivos medios para cobrar las faltas.

Montecristo, la venganza de la ficción fue tomar por asalto los muros de clases que jamás se habían animado a mirar de frente la cruel consecuencia de la apropiación de menores durante la última dictadura.

Un año después Vidas Robadas pelea por hacerse un lugar dentro de una televisión demasiado competitiva y demasiado auto referencial pero sigue atendiendo un a plegaria social importante: Instituciones sobre corrupciones. Justicia antes que Venganza.

lunes, mayo 12, 2008

QUIERO CREER

El trailer de la segunda película de The X - Files. Luego de ocho años de finalizar sus emisiones televisivas, la secuela cinematográfica de la mítica serie de los noventa, promete nuevos desafíos: Saber si el tiempo desgasto las preferencias del publico, poder volver a contar una historia con la misma eficacia que antaño y saberse capaces de capturar nuevos públicos.


video