jueves, noviembre 22, 2007

44 Años Sin Camelot

Los mitos nacen de la síntesis entre el tiempo y la muerte. En un débil horizonte, los hombres comunes se cruzan detrás de la bruma de la memoria y se convierten en héroes y referentes de su época.

Para muchos John F. Kennedy, era uno de esos hombres. Hace 44 años y según la teoría oficial del gobierno, Lee Harvey Oswald, le disparo desde un depósito de libros tres balas que acabaron con la vida del joven presidente americano.

JFK, revelaría años mas tarde una compleja trama política, que según el único fiscal que investigo el caso, comprueba sin lugar a dudas la presencia de un grupo táctico que elimino al presidente para poner en funcionamiento una maquinaria de guerra que perdura hasta nuestros días.

Kennedy no decidía su papel ante la guerra Vietnam, lo más probable era que sacara las tropas de territorio asiático, y tenía una política a favor de los negros y en contra de las asociaciones mafiosas que dominaban algunas ciudades norteamericanas.

En poco tiempo había hecho demasiados enemigos para salir con vida aquella mañana de noviembre del 63´, en un estado sureño que lo repudiaba.

Habían apodado a su familia Camelot, quizás por que la tragedia se habría de ensañar con su descendencia católica y por que es mas fácil aceptar una fabula que un acto de barbarie.

Con el correr de los años Kennedy ha sido vinculado a la mafia, a amoríos ocultos con Marilyn Monroe, a Cuba, y por ende el comunismo, pero su imagen de líder depuesto no es vencida por la añoranza de una época en la que cualquier revolución era posible. Años en los que los derechos civiles y de igualdad se regaban por el mundo para terminar apagados en los albores de la guerra y el capitalismo brutal.

La historia y la justicia de los hombres tienen una deuda pendiente con el rey muerto.


video

No hay comentarios.: