martes, septiembre 04, 2007

LOS HUESOS SE PUSIERON INTERESANTES


Al final del primer capitulo el espectador, ata cabos, y recuerda momentos y diálogos y no puede evitar sentirse frente a una “nueva” versión de Mulder y Scully, y de los Expedientes X. La joven y atractiva científica trabajando con el rebelde agente del FBI. Hay sutiles diferencias, composición del carácter de cada personaje y el ambiente forense, esta vez, visto desde la anatomía básica: Los huesos.

La protagonista Temperance Bennan, inspirada en el celebre personaje de Kathy Richasrds (escritora de libros sobre investigación forense), es una mujer muy particular. Si bien se trata de una científica doctorada, su conocimiento de mundo, fuera del ámbito del laboratorio, es sumamente limitado y, hasta podría decirse posee dejos de brutalidad en el trato cotidiano.

Su compañero, es un avezado agente del FBI, que se caracteriza por tener un gran instinto y una habilidad innata para leer las actitudes de todos aquellos con los que trata. Seeley Booth, tiene un hijo de ocho años y es asignado a trabajar con Temperante como parte de un proyecto entre El Instituto Smithsoniano y el FBI.

A la relación complicada de los dos personajes principales se le suma el grupo de colaboradores de la Dr. Brennan, que son un grupo difuso entre nerds y locos. Por un lado se encuentra la dibujante Ángela Montenegro, que es una artista plena; tiene bastante relaciones sociales y sentimentales, y creo un inusual (por no decir increíble) simulador computarizado de rostros y lesiones.

Jack Hodgins, el entomologo. Quizas el personaje mas interesante de circulo de científicos, es excéntrico y paranoico, conoce al dedillo cada una de las teorías conspirativas y, sin que casi nadie de su alrededor sepa, es uno de los millonarios que mantiene el instituto Smithsoniano.

El último eslabón de científicos es Zachari Addy, un inseguro estudiante que sigue los pasos de su mentora Temperance Brenna y que, muy a su pesar, se ve atrapado por el aura de su jefa con una mezcla de admiración y enamoramiento.

Si bien en líneas generales la primera temporada de la serie fue estrictamente un muestrario de situaciones conocidas y conflictos predecibles, cabe destacar la que la profundización en la historia de Brennan resulto más que interesante.

Temperance Brennan fue el producto inesperado de un sistema de adopción perverso y que tiene agujeros legales enormes. Que es capaz de trasladar a un chico de hogar en hogar, sin importar el conflicto que obliga a muchos a escapar y, como en el caso de Brennan separarla de su hermano.

Existe algo, también, en el pasado de Temperante que siempre regresa. La duda de que ocurrió con sus padres biológicos. Si bien la historia oficial es que eran unos activistas sociales devenidos en delincuentes, que termino en el homicidio de la madre a manos del padre.

Booth ha investigado extraños giros en el expediente de Max Keenan (muy buena interpretación de Ryan O´Neill), verdadero apellido de Temperante, que hacen sospechar que un alto director del FBI lo implico en la muerte de su mujer.

Al mismo tiempo Both ayuda a Temperante a encontrar a su hermano pero este termina por huir con su padre cuando también corre peligro a manos del director del FBI.

Finalmente Max Keenan tomara la venganza en sus manos quemando al director adjunto del Bureau de Investigación. No es casual que la complejidad argumental de este episodio estuviese en manos de un experto en el tema, David Duchovny (Fox Mulder, X-Files) que dirigió con destreza un episodio colmado de información y detalles del back ground de Brennan.

A estas alturas de la historia central de la serie entramos en la segunda temporada. Aun más interesante, puesto que se suma un personaje como jefa de Temperante, quien además ha tenido una relación con Booth.

La forense Camille Seroyan es una mujer competitiva y estricta que se interpone en la dinámica del laboratorio y se vuelve a involucrar con Seelye. Si bien también habrá una relación estable para Brennan, el eje central de la unión de los personajes, vuelve a correrse, cuando tanto Booth como Brennan se eligen a instancia de sus parejas.

Y hace su aparición el increíble comediante ingles Stephen Fry, como psicólogo de Booth que esta semi suspendido por su debilidad como agente del FBI, al dejar escapar a Max Keennan. Fry, terminara dando consejos sobre el vinculo de temperante y Seeley y se por lo que se ha visto en las promociones someterá al dúo a terapia de pareja.

La segunda temporada también hubo hilarantes momentos en el vaivén de la boda de Jack y Angela, generando momentos altos de comedia combinados con la tragedia de los casos que resuelven. A estas instancias el ultimo episodio deja al espectador con los novios fugados, puesto que Ángela tenia un matrimonio previo no anulado, y Brennan y Booth mirándose y preguntándose que hacer frente a la sacerdote (si era una mujer, raro, como que el padre de Ángela fuese interpretado por el guitarrista de ZZTOP).

Creo que a través de dos temporadas Bones ha encontrado su propio lenguaje discursivo y visual. Alejándose de las comparaciones con The X-Files, con una banda de sonido propia, con un concepto estilístico en el que las luces y las sombras conforman un universo al estilo new noir 2007, y con una relación de pareja que debe su éxito y eficacia a la presencia de una gran química y un enorme sentido del humor.



video

No hay comentarios.: