miércoles, septiembre 12, 2007

Mulder, Scully: A Firmat!

Pocas veces podemos ser testigos de la creación de una leyenda urbana. Generalmente cuando damos con un relato de este tipo, ya nos llega procesado, es decir, con la famosa frase: “Le paso a un amigo, de un amigo…”. La identificación de una victima o testigo de la leyenda le otorga veracidad.

Jorge Halperín en su libro “Mentiras Verdaderas” (Editorial Atlántida, 2000) hace un exhaustivo estudio sobre como un hecho sobre natural o macabro va divulgándose en la opinión publica y se transforma. Se re – elabora y se pierde el relato primigenio en una capa de testimonios sobre testimonios que se modifican a conveniencia del relator circunstancial.

Ahora tenemos la oportunidad de ver como se gesta y se desarrolla el embrión de una nueva leyenda urbana. En la provincia de Santa Fe, en la localidad de Firmat un extraño suceso acontece en la plaza: Una de las tres hamacas se mece sin brisa, sin acción humana y en cualquier momento del día.

Las hamacas fueron robadas al comenzar la semana, y parecía que el mito del movimiento se esfumaba con el hurto pero al ser remplazadas por nuevas hamacas, el fenómeno volvió a presentarse.

Según el diario digital ROSARIO3.COM, el periodista Gonzalo Ramos, oriundo de la localidad santafecina, habría afirmado que la historia es de larga data. Aproximadamente en los años ochenta, en la zona se habría construido una un nuevo barrio de nombre “La Patria”. Allí se produjo un accidente, un niño murió en los cilindros de cemento que formarían el desagüe y seria su espíritu el que juega en la plaza.

Ramos reafirma su versión asegurando, que el niño en cuestión es un “caso documentado” con nombre y apellido. Claro esta que no lo menciona, como en todas las leyendas urbanas los protagonistas son amigos de amigos, referencias lejanas que limitan su identidad al hecho.

La hamaca hace más de dos a tres metros en su recorrido cuando esta activa, a cualquier hora del día y ha comenzado a despertar el interés de los canales nacionales. Firmat, se hace conocida a en varios sitios de Internet con video y fotos. El tiempo dirá si se descubre algún tipo de manipulación intencional o fenómeno electromagnético mientras tanto la leyenda comienza a fundirse en el folklore local.


video

1 comentario:

intoku dijo...

Hola Agustina,

Te acabo de descubrir gracias a 9minutesoffame y es curioso, porque hace solamente 2 posts que escribi sobre LEYENDAS URBANAS.

Saludos!
Intoku.